víctimas

Conservadores piden otro plebiscito

Doctor

JUAN MANUEL SANTOS PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

Calle 7 No.6-54 Ciudad

Asunto: El nuevo acuerdo de paz debe ser refrendado por los colombianos.

Respetado Señor Presidente, me dirijo a usted con el fin de expresarle mi preocupación por la tesis que ha venido defendiendo un sector importante de los partidos que integran la coalición de Gobierno, en el sentido de que no es necesario que el nuevo acuerdo de paz alcanzado con la guerrilla de las FARC sea refrendado popularmente por los colombianos.

Vuelve la esperanza: Nuevo Acuerdo de Paz

En la noche la noticia estaba confirmada. ¡El nuevo acuerdo paz está listo! Desde la sede de los Diálogos de Paz durante cuatro años, La Habana, las partes se pronunciaron al caer la tarde:

El Gobierno Nacional y las FARC-EP atendiendo el clamor de los colombianos y colombianas por concretar su anhelo de paz y reconciliación, hemos alcanzado un nuevo Acuerdo Final para la terminación del Conflicto armado, que integra cambios, precisiones y aportes de los más diversos sectores de la sociedad y que revisamos uno a uno.

El nuevo acuerdo de paz

La cuestión en Colombia es clara y no admite ambivalencias: se aprueba un nuevo acuerdo viable para la terminación del conflicto o amanecemos el 2017 con un fuego bilateral reactivado y la frustración más grande y absurda de nuestra historia política reciente. De paso, con Uribe como presidente virtual del país imponiendo su agenda de represiva como cortina de humo para la corrupción a todos los niveles con la excusa del antiterrorismo, que es lo que ha hecho a lo largo de su carrera política.

Pagarán las víctimas. Pagaremos todos. Pagaremos todas.

Pese a tensiones en La Habana, el nuevo acuerdo sigue adelante

Todo iba bien. Humberto De La Calle e Ivan Márquez, jefes negociadores de los Diálogos de Paz, dieron mensajes de optimismo y un pronto acuerdo de paz para Colombia durante el fin de semana. Hasta que llegaron al asunto duro: justicia y restricción de libertad. 

Cansados de las armas, guerrilleros oran por la paz

En "chiva", en burro, en bus, en camiones de ganado o en canoa. Cualquier medio era útil para llegar a la Colombia escondida donde se realizaron las Vigilias por la paz  que, inicialmente, convocó las Farc desde el Bloque Oriental cuando el cese bilateral al fuego se limitó hasta el 31 de octubre. Entonces el comandante Carlos Antonio Losada invitó en sus redes sociales a la población civil a rodear los campamentos en esa fecha para que el clamor por callar las armas para siempre fuese apoyado por religiosos, periodistas, campesinos.

Carta urgente a los cristianos de Colombia

Para lograr la paz, Sur África se inspiró en la cultura del Ubuntu (en ti está parte de mi yo), Ruanda en el concepto de Gaçaça (o justicia restaurativa de los ancianos), e Irlanda en la espiritualidad del Viernes Santo. En esta coyuntura difícil de nuestra patria donde paradójicamente la búsqueda de la paz nos ha dividido, ¿cuál es la inspiración transformadora que pueda mover masivamente a todos los cristianos-as de Colombia?

Mitú, en nuestra memoria

Ese domingo se hizo eterno. Empezaba noviembre y con él 72 horas de dolor para Mitú. Durante tres días, las balas y los cilindros bomba tronaron por cielo y tierra. Derribaron los helicópteros y también las vidas de policías y civiles del apartado pueblo cercano a la frontera con Brasil.

Vigilia por la paz en Medellín

Mientras en Colombia se celebraron vigilias por la paz convocadas por religiosos, campesinos y guerrilla al finalizar octubre, en Medellín aguardaron hasta el 2 de noviembre, día del cumpleaños de la ciudad. Este miércoles iniciará una jornada de 12 horas en la cual escritores, concejales, víctimas, periodistas, artistas, entre otros, se unirán para invocar la paz desde el Teatro Pablo Tobón Uribe.

Páginas

Suscribirse a RSS - víctimas